1 de noviembre de 2016

23 años. Suma y sigue.

Aunque son 9 años sin ti, en realidad es el décimo año que no hay cumpleaños por celebrar. Y sin embargo hemos comprado flores para ti. ¡Menudo regalo¡.  Muy bonitas , eso sí;  pero un chico a los 23 años debería estar celebrándolo con sus amigos, con su novia -quien sabe- con la familia, ya que el 1 de noviembre aquí en casa era un día grande. 

A los 23 años, deberíamos estar hablando de los estudios, de trabajos, de....FUTURO, y.. en fin...¡¡¡¡ ya estamos con el "deberíamos"¡¡¡, como si en estos últimos 10 cumpleaños  no hubiese ya aprendido que ese condicional ya no debería seguir utilizándolo. Pero yo como tu madre, o mi corazón, más bien, sí, mi corazón, sigue tan apenado aún...


2 comentarios:

Delia Gonzalez dijo...

Hola Alejandro sigues estando en nuestro corazón.
Ana y Delia

Anónimo dijo...

Qué grande vuestro recuerdo cada año!!. Gracias chicas