5 de junio de 2017

Sentimientos de tu hermana 10 años después

Elena Martín Gea
Quién iba a decirme a mí que un día como hoy, hace 10 años, mi vida daría un giro de 360º. Quién iba a decirles a mis padres que su primera gran ilusión no duraría más de 13 años. Quién iba a decirnos que deberíamos aprender a vivir con una injusta pérdida y que deberíamos arrastrar su imagen como un recuerdo, y ya no más como una realidad. Aprendí que las casualidades existen de la manera más triste y atroz.
Que unos padres sobrevivan a sus hijos es la manera más cruel que tiene la naturaleza de ponerles a prueba. Que una niña pierda de vista las huellas que andaba siguiendo la deja sin un rumbo seguro. Cuántas cosas hemos perdido por perderte a ti. Cuantas discusiones y guantazos por aguantar, cuantos abrazos y consejos por recibir. Dejé de abrir regalos con ilusión. Ya no jugaríamos en el jardín o nos tiraríamos bolas de nieve, ya no vendrías cada viernes con un regaliz rosa para mí, ya no me harías rabiar ni veríamos películas juntos o nos esconderíamos para comernos un bote entero de Nocilla a cucharadas. Ver cómo conseguías aprobar y graduarte, y que tú me vieras a mí hacerlo. Verte disfrutar de aquello que más te gustase. Tal vez verte triunfar como dibujante, paleontólogo o triatleta. ¿Director de cine, quizás? Apoyarte cuando todo se desmoronase también, y yo tener tu apoyo. Qué de cosas podrían haber pasado en 10 años… Y no puedo evitar pensar en cómo sería mi vida si te hubiera tomado 15 segundos más el agarrar tu bici y salir de casa.
Y entonces agarro tu habitación y tu cama y la hago mía. Sí mamá, sí papá, mía. No quiero volver a dormir en mi habitación. Y durante años me duermo con tu olor en la almohada, hasta que desaparece. No. No quiero que desaparezca. Elena joder, no te olvides de su olor. Espera, ¿y su voz? Mierda. No, por favor…
Suelo pensar que me gustaría viajar a una dimensión paralela donde esos segundos de más hubieran tenido lugar, sólo para ver cómo sería nuestra vida, aunque no para quedarme. Porque, no sé si de manera egoísta, pienso que la persona que sería en ese mundo no sería ni de lejos la que soy ahora. Que te tendríamos, pero entonces no valoraríamos lo que podríamos no tener como otras tantas personas hacen. Que este tipo de hostias que da la vida te hace tener la muerte mucho más presente. Te hace entender el valor del tiempo y lo rápido que puede terminar para cada uno. Me ha hecho querer y apreciar lo que me ha conseguido hacer feliz en algún momento de mi vida. No sé, es como que no solo aprendí que las casualidades existen, sino que de estas también se aprende.
No estoy segura de si debo, pero al menos trato de verle una parte positiva a esta mierda, tanto para mí como persona, como para mi familia.
Hace 10 años y dos días estábamos todos juntos.
Hoy continuamos estándolo.

1 de junio de 2017

10 años

1 de junio. Hoy perdí a Alex. 10 años. Más de 6 años fueron el horror en vida, la tristeza implantada en mi alma,corazón y vida -como dice la canción-Los siguientes empezaron a ser soportables, si, un poco más , lo confirmo. Este tiempo sin él ha sido un mal sueño hecho realidad que dejará por siempre el olor de la primavera como los días más tristes del año. Te quiero Alex..dónde estés..

13 de diciembre de 2016

1 de noviembre de 2016

23 años. Suma y sigue.

Aunque son 9 años sin ti, en realidad es el décimo año que no hay cumpleaños por celebrar. Y sin embargo hemos comprado flores para ti. ¡Menudo regalo¡.  Muy bonitas , eso sí;  pero un chico a los 23 años debería estar celebrándolo con sus amigos, con su novia -quien sabe- con la familia, ya que el 1 de noviembre aquí en casa era un día grande. 

A los 23 años, deberíamos estar hablando de los estudios, de trabajos, de....FUTURO, y.. en fin...¡¡¡¡ ya estamos con el "deberíamos"¡¡¡, como si en estos últimos 10 cumpleaños  no hubiese ya aprendido que ese condicional ya no debería seguir utilizándolo. Pero yo como tu madre, o mi corazón, más bien, sí, mi corazón, sigue tan apenado aún...


1 de junio de 2016

Vertiginosos 9 años...

Da vértigo comprobar que la vida se nos pasa tan rápido, que tanto para lo bueno como para lo malo cumple con su cometido: acumular experiencias, procesarlas, valorarlas y sacarle el mejor partido que nos podamos trabajar en nuestra mente, en nuestro corazón.


 Si acumular la experiencia de perder a Alex fue lo más devastador que nos ha proporcionado la vida, seguir adelante con gran trabajo , a duras penas, el poder disfrutar de tu hermana Elena nos ha traído lo mejor de lo que queda por vivir. 

Comprobar lo que la muerte injusta, maldita,  te robó;  cada experiencia no vivida.. cada día, cada año,... ..da vértigo, y da mucha pena, pero a la vez se diluye año tras año, duele cada vez menos y ayuda a ir quedandose poquito a poco más serena más tranquila, dejando concentrarse en las otras vidas de los que quedan alrededor intentando no vivir en la melancolía, dolor y pena perpetua que prometía hace 9 años el maldito accidente.

1 de noviembre de 2015

Cumplir los 22 años, el día 1 de noviembre

Acabo de leer una de esas postales que se fabrican para ser publicadas en Facebook o en los PowersPoint que te conciencian sobre la vida, los amigos, que llevan musiquitas y te ponen melancólico por las verdades que se dicen, y me ha venido genial para ponerla este año el día de tu Cumpleaños para no repetir, que te sigo echándo de menos, que no celebrar el cumple de un hijo es duro durísimo, aún cuando es cierto que el tiempo te ayuda a evadirte e ir pensando... y si es cierto que estáis mejor que nosotros??


NO HAY MEDICAMENTO QUE CURE EL DOLOR DEL ALMA,
SÓLO HAY UN ANESTÉSICO LLAMADO TIEMPO, QUE TE ENSEÑA 
A NO SENTIR DOLOR AUNQUE LA HERIDA PERDURE.

9 de junio de 2015

alejandro martin 4 años sin ti





este video lo hizo Belén y lo he encontrado en Youtube ahora¡¡¡¡