10 de septiembre de 2008

Hoy debías empezar un nuevo curso


"pero a pesar de mi esperanza de no caer en el rencor, no puedo contener la rabia de ver a la gente reír, de que los pájaros sigan cantando, que la vida continúe indiferente a la pérdida de mi hijo": Un hijo no puede morir (Susana Roccatagliata)

Pues eso, Alex, hoy empezarías un nuevo curso, 4º de la E.S.O., a punto de cumplir 15 años, y no lo voy a ver. Tengo que integrar ese pensamiento de rabia que me da que no estés en nuestro día a día y ver como espectadora como todo y todos siguen, después de 15 meses "como dice la cita: indiferente la vida a tu pérdida".
Para mi, sigues cada minuto, como desde el día que naciste. Un beso, hijico mío.

11 comentarios:

Mariola dijo...

Hola Alex como veras siempre acordandome de ti aunque si te das cuenta no entro todo los dias no es porque no quiera pero lo cierto esque el sentarme al ordenador cada dia es peor para mi por mi problema,otra cosa no se que quiere decir la mami con la frase que nos ha puesto hoy, pues es verdad que tiene el corazon roto pero ELENA piensa que no tiene que ser indiferente pues tienes una hija que es un cielo,con esto quiero que la animes y que algun dia nos ponga que ya ve algo de luz.Bueno pitifo ayi donde estes con todos tus amigos te mando un besazo no te olvido

Natxo Rovira dijo...

Bueno, Elena, me alegra leerte y que te identifiques con mis sentimientos. De hecho, tenemos un punto sobrecogedor en común, demasiados paralelismos, la edad, la fecha, la manera...

Hoy tengo la tarde muy floja, y tu comentario en el blog de David me ha ayudado un poquito, así como saber que otras palabras de gente que ha pasado por esto también te ha ayudado a ti.

Me he dado una vueltecita por aquí. He visto los videos de Àlex y no deja de conmoverme, verlos ahí y luego pensar que ya no están, al menos fisicamente. Eres muy valiente, Elena.

Y en cuanto a esto... bueno... creo que estas emociones tan contradictorias las hemos tenido todos y verbalizarlas con la franqueza que lo haces seguro que te ayuda. Pero, en el fondo, yo no creo que la vida sea indiferente a la pérdida de nuestros hijos. De verdad, no lo creo, aunque a veces nos lo parezca. Creo que han dejado una semilla muy importante, y poco a poco va germinando en algunas almas, en algunas conciencias. Poco a poco...

Un beso desde St.Quirze

Anónimo dijo...

¡HOLA CHIQUITICO¡
OTRO CURSO QUE EMPIEZA SIN TÍ.
ME IMAGINO QUE ESTÁS ENTRE LOS ALUMNOS GRANDES PORQUE ESTE AÑO HABRÁS CRECIDO MUCHO, COMO LES HA PASADO A TUS COMPIS.
LOS VEO EN EL RECREO Y CIERRO LA VENTANA PARA NO OIR NADA.
TE QUIERO....ABU

Anónimo dijo...

La vida no sigue indiferente a la pérdida de Alejandro, por lo menos la vida de los más allegados, pero la vida es así y sigue. Mi vida cambió con tan sólo 10 años, y cuando miras hacia detrás te das cuenta de ello. Ahora con mis 35 veo que otra vez a cambiado, porque las cosas no pueden ser como antes, se que no es como vosotros que lo sufrís día a día y minuto a minuto, pero no te puedes imaginar en la de situaciones en la que se hecha de menos a Alejandro. Ya sabes que yo no soy muy buena en dar consejos, pero te pido un favor intenta seguir hacia delante aunque duela, por vosotros y sobre todo por Elena para que cuando sea mayor y mire hacia detrás no sienta que su vida desde el momento de partir Alejandro sólo fue una vida triste, que vea una vida diferente sí pero no solo triste, porque aunque ahora parezca que no se entera eso queda seguro en el recuerdo.

Anónimo dijo...

BUEN CONSEJO DE ESTE ANONIMO (AUNQUE TODOS SABEMOS DE QUIEN SE TRATA)

Elena dijo...

Gracias, pero tenéis que entender la frase de la autora: "es la VIDA, la que sigue indiferente a las muertes de todos los seres humanos" no para nosotros sus padres, ni sus tios, ni abuelos, ni allegados, ni, espero amigos, claro que no. Y si, han dejado semilla, pero en donde? en nosotros, en los mismos, pero y para el MUNDO? VERDAD QUE ELLOS PODÍAN HABER APORTADO AL MUNDO MUCHO MÁS DE SU TIEMPO?. La VIDA sigue con los que quedamos y ellos serán NUESTRO RECUERDO.
Es duro reconocerlo, pero yo lo creo así.

pinocha madre de Aday dijo...

Hay que diferenciar entre ser religioso y ser espiritual. Son dos cosas diferentes. Todas las religiones tienen una parte exterior, que es la que normalmente se da a conocer al pueblo y una parte interna o esotérica que sólo se da a conocer a algunos iniciados.

La parte esotérica o interna de todas las religiones es la misma y se basa en la existencia de un Ser Superior y en el Amor como principio supremo de todas las cosas. A lo largo de los siglos han existido personas muy desarrolladas espiritualmente que han llegado a la unión con Dios y que han dedicado sus vidas a extender la palabra de Dios. El más alto nivel de desarrollo espiritual en la Tierra lo desarrolló Jesús que dio origen al cristianismo si bien en otras culturas y épocas hubo seres similares como Buda, Krisna, etc.

Estas enseñanzas crísticas de cualquiera de ellos, en un principio eran puras, pero con el correr de los tiempos, dieron lugar a las religiones, y el mal uso que los hombres hicieron y hacen de las religiones dieron lugar a la creación de infinitas variaciones, desgajes de la rama principal, sectas, etc., etc. en las que lo que predomina principalmente es el fanatismo religioso que tanto mal ha hecho a la humanidad. Cuántos crímenes se han cometido y se cometen en nombre de Dios. La misma Iglesia Católica cuantos asesinatos ha cometido en el pasado en nombre de Dios, porque el poder corrompe inevitablemente y las estructuras de poder creadas por los hombres dentro de las propias iglesias ha corrompido las religiones, no ha ocurrido lo mismo con la parte oculta y esotérica de esas religiones que siempre han tenido los mismos principios inalterables e inmutables.

Cualquier religión primordial sabe que el mundo es multidimensional y que la vida es eterna y se divide en diferentes fases que todas tienen la misma misión, llegar al Religare. La palabra religión viene de religare que significa volver a unir, ¿el qué? Pues volver a unir la chispa divina que hay en el interior de cada ser humano con su origen, con Dios. Eso se consigue desarrollando el amor, del que los humanos tenemos una chispita en nuestros corazones susceptible de ser desarrollada conscientemente.

Cuando una persona ha cumplido su misión en la parte tridimensional o material de la Tierra, sigue su Vida en la quinta dimensión (la cuarta es el tiempo). Allí no sirve el cuerpo material o físico, se necesita usar el cuerpo energético para que toda nuestra psicología, nuestra Conciencia, pueda seguir su VIDA en la siguiente etapa. El proceso de la muerte lo es únicamente del cuerpo físico que ya no nos sirve. El cómo ocurre la muerte, es de diferentes maneras, puede ser de puro envejecimiento, que el cuerpo material se desgasta y ya no puede seguir funcionando, pero puede ocurrir por una enfermedad que se puede dar desde antes de nacer, en el seno materno, hasta en cualquier edad de la vida. O puede ocurrir un accidente mortal o ser asesinados o suicidarnos.

Nuestro cuerpo físico está unido a nuestro cuerpo energético, que es idéntico en la forma al físico, por lo que se llama el Cordón de Plata. Mientras ese cordón no se rompe, estamos vivos en esta dimensión porque es a través de él como fluye la energía vital, la energía que da vida al cuerpo físico. Cada noche y de manera inconsciente, cada vez que nuestro cuerpo físico se queda dormido, nuestra psicología queda libre por la quinta dimensión, libre pero inconsciente unida a la tercera dimensión por el Cordón de Plata, es el proceso de los sueños. Algunas personas han desarrollado un poco más la conciencia y pueden tener experiencias más conscientes en esa quinta dimensión llamada también dimensión astral. Puede haber un paro cardiaco, pueden los médicos diagnosticar que una persona está muerta, pero si no se ha roto el cordón de plata, no lo está y de allí que hay tantos casos de personas que las dan muertas clínicamente e, inexplicablemente para los médicos, vuelven a la vida. Pero cuando el cordón de plata se rompe entonces sí que hemos pasado definitivamente el umbral y nos hallamos en el otro lado sin posibilidad (de momento) de regreso. El cuerpo físico al quedar desconectado de sus principios vitales rápidamente se endurece, cambia de color y comienza su proceso de putrefacción.

Al pasar a la otra dimensión, a la dimensión astral, al Otro Lado, al Más Allá, da igual como se la denomine, nos encontraremos en la quinta dimensión que es mucho mayor que la tercera y donde comienza nuestra Nueva Vida. Esa dimensión tiene tres zonas básicamente, una inferior donde predomina la oscuridad, una intermedia y una de Luz. La mayoría de personas normales, y se podría decir que todos los niños, van directamente, son atraídos por la zona de Luz. Siempre, se tenga la edad que se tenga, si tenemos seres queridos que se nos han adelantado en el camino, vienen a recibirnos, pero siempre hay una alma más desarrollada que se ocupa de cada uno de nosotros individualmente para enseñarnos a vivir en este nuevo lugar para nosotros.

Hay una serie de procesos comunes, como es la entrada en la Luz, el reencuentro con seres queridos si los tenemos y lo que se llama el juicio, que consiste en repasar en compañía de esa Alma desarrollada, lo que ha sido nuestra vida para que aprendamos de los errores que hemos cometido. No se nos juzga, no se nos recrimina nada, se nos enseña y hay mucha variedad de casos, tantos como para escribir un libro pues hay personas que no se creen que están muertas y no quieren ir hacia la luz y permanecen en esa zona intermedia, perdidos pero siempre con la posibilidad de llamar a su Alma que la cuida y en cuanto comprenden que deben ir hacia la Luz, pues entran en ella donde todo es felicidad y gozo.

Los seres que durante el repaso de sus vidas comprenden los errores tan graves que han cometido, no pueden entrar en la luz hasta que sientan el verdadero arrepentimiento y comprensión profunda de sus errores. Allí puede haber todo tipo de personas, asesinos, religiosos y políticos que han engañado conscientemente al pueblo para su beneficio, gentes que tienen el orgullo tan desarrollado que no admiten ningún consejo y no quieren creer pese a las evidencias que están muertos y se hallan en la zona de oscuridad. A eso es a lo que las religiones en su parte externa se ha denominado infierno, que no es ningún lugar físico que exista, sino que es una situación en las que nosotros mismos nos metemos, hasta que llega el arrepentimiento y aceptamos con humildad nuestros errores y los comprendemos y entonces nos acercamos a la Luz y allí tarde o temprano es nuestro destino final, tanto si somos creyentes como si somos ateos, porque lo que cuenta es lo que hayamos hecho en nuestras vidas y según esos hechos nosotros mismos nos autodestinamos a la oscuridad que nunca es para toda la eternidad pero que puede demorar muchos años si no somos capaces de abandonar nuestro orgullo y demás errores.

Las personas normales y los niños, en general van directamente hacia la zona de luz. Los que se suicidan, comprenden el error que han cometido, pero se derivan un tiempo más largo antes de entrar en la Luz, por eso los casos de suicidios por amor, son errores terribles que la persona comprende demasiado tarde, cuando ya se ha quitado la vida, porque eso no le va a llevar a la zona de luz donde se halla el ser amado con el que desea reencontrarse, sino que se demora mucho tiempo antes de que eso ocurra y hay muchos casos diferentes y en el juicio se tienen en cuenta absolutamente todas las causas por las que una persona se ha quitado la vida y hay muchos grados de atenuantes.

Nuestros seres queridos que se hallan en la Luz enseguida quieren indicarnos que están vivos porque ven sufrir a los que se han quedado atrás en el camino y existe la posibilidad de que manden señales para indicárnoslo, pero en este tema, como en todos, hay mucha variedad de casos, porque en el Universo todo está sujeto a leyes y hay veces que las leyes permiten que el desencarnado se comunique con el que ha dejado atrás pero a lo mejor el que aún está en la tierra, esas mismas leyes no le permiten recibir esas señales porque tiene que aprender algo.

Lo que sí está claro es que no existe la injusticia divina, sólo existe la humana. Las cosas que nos ocurren en estos temas puede que no las entendamos, mientras estamos prisioneros de nuestro cuerpo físico con sus deseos y todos sus defectos psicológicos, pero una vez lo dejamos atrás y traspasamos el umbral, estamos en disposición de comprender lo que nos ha ocurrido, porque nos ha ocurrido y en el momento que nos ha ocurrido. Los que quedamos atrás tendremos que tener paciencia y esperar con humildad que nos llegue el turno.

En la quinta dimensión los cuerpos energéticos dañados por enfermedades o accidente o asesinato, son reparados mientras la conciencia duerme plácidamente y a todos comienzan un proceso de rejuvenecimiento y los niños de crecimiento hasta alcanzar con los años una edad media de juventud, eso no implica que cuando alguien pasa al otro lado y lo salen a buscar sus seres queridos, estos se presenten con la edad que tenían cuando los vimos por última vez, para ser más fácilmente reconocidos. Luego, cuando nosotros ya nos hemos afianzado en nuestra nueva vida y aprendemos a usar nuestras nuevas facultades en ausencia del cuerpo físico, podemos ver cómo están en realidad y en la zona de Luz todos están bien y felices y allí lo que predomina es el amor y el perdón y allí se puede seguir uno desarrollando espiritualmente.

Es allí donde no resulta difícil ver a Jesús o a otros seres más desarrollados que tienen presencia total, no sólo en la quinta dimensión sino en la sexta y séptima. Más allá se halla el Principio Superior, la Energía Suprema, Dios, y que nosotros, pese a estar trascendidos todavía no podemos percibir más que por sus efectos, por el amor que tiene hacia todas y cada una de sus criaturas. No cualquier hijo de vecino puede ver a Dios, porque para penetrar las demás dimensiones se requiere de otros Cuerpo Superiores que hay que crear. Pero este es otro tema muy complejo que lo mejor es estudiarlo una vez se halla uno en la Quinta dimensión y allí puede tener los maestros apropiados.

Cuando decimos que nuestros seres queridos están en el Cielo en compañía de Dios, es una forma de hablar, porque la quinta dimensión en su zona de luz es como si fuera el cielo, es una parte, del cielo, la más baja, pero una parte. El desarrollo de las Almas implica diferentes grados de conciencia y diferentes facultados, por eso en ciertos libros, como pon ejemplo La Bilbia, se los denomina y se habla de Angeles, Arcángeles, Querubines, Serafines, Tronos Potestades, y Jesús está por encima de todos ellos en cuando a desarrollo espiritual y acercamiento a Dios. Tanto Jesús como María son iniciados, seres muy desarrollados espiritualmente, que habiendo tenido cuerpo físico y pasado por todas la experiencias hasta llegar a la misma presencia de Dios, puedes encontrarlo fácilmente una vez estás viviendo en la dimensión astral, una vez que ha dejado la dimensión física, aunque se dan muchos casos en que ellos pueden manifestarse en la dimensión física sin necesidad de un cuerpo físico, pero estamos hablando de casos muy especiales.

Todas las dimensiones de un planeta están en el mismo espacio, pero se diferencian por la vibración de la energía. Desde las dimensiones superiores se pueden ver las inferiores, pero no al revés, salvo excepciones de intercomunicación entre las quinta y la tercera que tienen un nexo de unión puesto que nuestro cuerpo físico despierto está habitando en la tercera, pero nuestra psicología, en cuanto el cuerpo físico se queda dormido penetra y vive sus sueños en la quinta y según el grado de conciencia de la persona, existe la posibilidad de visitas más o menos conscientes a esa quinta dimensión, pero el cuerpo físico ha de estar dormido. Por eso hay sueños (producto de nuestro inconsciente) y experiencias astrales que son como sueños, pero que hay un grado de conciencia. Es allí, donde, si la Ley Divina lo permite, puede ocurrir una comunicación entre las dos dimensiones tercera y quinta y se pueden recibir señales.

En la Quinta Dimensión, en el Otro Lado, en el Más Allá, al no existir el cuerpo físico no se usa el lenguaje ordinario y se comunican por telepatía. Nosotros no estamos acostumbrado a eso y no tenemos desarrollada esa capacidad aunque existen personas que la tienen desarrollada en cierto grado y les es más fácil, si la Ley lo permite en ese momento, captar los pensamientos de sus seres queridos. Aquí hay más excepciones que casos reales en que ocurran. De cualquier manera hay muchas clases de señales que nuestros seres trascendidos pueden aprender pero siempre tienen que contar con que tengan permiso para hacerlo y por nuestro lado que se nos permita recibirlo y eso no lo podemos controlar. Lo podemos pedir, pero si no corresponde porque hay una ley, alguna situación que lo impide, pues no se da.

Sin embargo, es muy importante comprender estos temas porque si sabemos que el Amor es la principal energía del Universo, es el alimento principal para nuestros seres queridos que ahora son energía sin parte material, pues en base a eso no debemos de olvidarlos nunca, hemos de tenerles presentes siempre, recordándoles con amor, con cariño, enviándoles siempre todo nuestro amor y poco a poco a aprender a ir cambiando el sufrimiento normal que sentimos ante su partida, y el vacío tan grande que nos dejan, por otros sentimientos más felices de alegría, porque lo mejor que les podemos mandar a nuestros seres queridos es amor y ese amor se demuestra si somos capaces de sacrificar nuestro sufrimiento y por ellos buscar momentos de felicidad que poder ofrecerles y eso es lo que más les va a permitir el crecer espiritualmente, el seguir subiendo en vibraciones energéticas, el aprender y tener sus misiones y el poder hacer muchas cosas en la tranquilidad de que sus seres queridos que aún están en la dimensión física, cada vez están mejor, y les agradecen ese sacrificio que realizan, ese esfuerzo de no dejarse caer en lo fácil que lo fácil es sufrir y llorar continuamente y desesperarse y si bien es cierto que en los procesos de duelo hay que llorar pero siempre de una forma equilibrada, comedida, sin desesperarse ni caer en el descontrol.

Sufrir es una debilidad humana que tiene sus justificaciones hasta cierto punto porque el dolor de una separación de un ser querido es muy fuerte, pero si somos capaces, poco a poco, por comprensión, de ir cambiando ese sufrimiento por amor, no ama quien más sufre, ama más el que es capaz de por amor al ser querido, sabiendo que nuestro sufrimiento a ellos los retiene o los deja no ser todo lo felices que podrían ser, por amor, procuramos buscar nuestra felicidad para poder ofrecérsela, para poder ofrecerles momentos buenos y no momentos de sufrimiento, pero como esto no se puede hacer de golpe, sobre todo cuando hace poco que se ha producido la separación que el dolor es más intenso, pero si se comprende esta cuestión, poco a poco en la medida que podamos, hemos de acercarnos a ellos en base al amor no en base al sufrimiento, porque en la Quinta dimensión no existe el sufrimiento, solo existe el amor y es eso lo que necesitan que les mandemos, si sólo les mandamos lloros y desesperación, no les ayudamos. Hay que encontrar pues, a medida que va pasando el tiempo, poco a poco y con comprensión y equilibrio, la manera de integrar en nuestras vidas a nuestros seres trascendidos y no olvidarlos nunca, hablar con ellos mentalmente porque nos oyen y pedirles perdón si en algún momento nos pueden las lágrimas, que no reprimimos pero si controlamos y decimos “Hasta aquí llegué vida mía, ya no quiero llorar más porque te amo” Y hemos de rehacer nuestras vidas, con ellos integrados, su recuerdo, su permanencia constante en nuestros pensamientos y en nuestro corazón pero procurando que cada vez lo que predomine en nuestro corazón sea el amor, el sentimiento alegre y feliz de saber al ser amado que está bien y que lo que necesita es vernos bien a nosotros y por ese amor que sentimos hacia él nos superamos y crecemos e intentamos seguir adelante. No es fácil, no es el camino fácil, porque sobre todo al principio cuesta mucho, es más fácil tumbarse en la cama y llorar y desesperarse que levantarse y hacer algo que nos distraiga, algo que nos pueda poner en un estado de ánimo y decirle a nuestro ser querido que le amamos y que por ello vamos a intentar dejar de sufrir para enviarle la energía positiva que es el Amor.

Anónimo dijo...

ELENA: LA VIDA, LA VIDA SOLAMENTE CUMPLE CON SU OBLIGACION DE SEGUIR ADELANTE, POR EL, POR VOSOTROS Y POR EL RESTO DE EL MUNDO. Y ESTARA ESPERANDOTE CUANDO TE ENCUENTRES PREPARADA PARA VIVIR DE NUEVO.
COLETTE.

Anónimo dijo...

Hola Alex creo k tienes k mandar fuerzas a tu madre desde el cielo mandala un beso fuerte k la llene de esperanza y paz yo no te he conocido pero sabes k tu partida me duele y no me es indiferente el dolor de tu familia un beso fuerte hasta el cielo.Nala

natalia dijo...

Hola familia!!!
es la tercera vez que escribo este mensaje y no puedo insertarle. no se que pase si sera que alex no quiere que se publique o esque esta travieso, jeje. bueno ahí va de nuevo haber si hay suerte.

Elena el día que Alex debió empezar su último curso de la ESO tu no le preparaste su cola-cao ni le viste salir con su mochila cargada de libros que huelen a nuevos!!!
Pero Alex ahora no necesita libros y la lección que aprende es tan maravillosa que escapa a nuestra razón!!! Alex tiene la mirada de un alma aventajada (me gusta definirlo así) con serenidad, paz, calma sin perder ese brillo de alguien que está empezando a vivir. Una mirada preciosa...
Alex estudia mucho maño para que puedas ayudar a tu familia y guiarles siempre y mandarles señales, aprende a hacerles distintas señales pide ayuda a tus amigos y verás que felices les haces. Estaras diciendo que soy una mandona pero...deseo que mamá o la Abu nos pongan en el blog que tuvieron señales tuyas.
Mucha luz para tí campeón!!!!
Y un fortisimo abrazo para toda vuestra familia, en especial para vosotras Elena y Abu que sois unas valientes y lo estais haciendo muy bien!!!

Anónimo dijo...

ELENA, PIENSO QUE EL CONSEJO DE PINOCHA ES MUY ADECUADO. TIENES QUE INTENTAR, POCO A POCO, CAMBIAR ESE DOLOR TAN GRANDE QUE ES LA PERDIDA DE UN HIJO, POR OTRO DE ALEGRIA. TIENES UNA HIJA QUE ES UN CIELO, SEGURO QUE CONTINUAMENTE, AUNQUE A LO MEJOR NO LA VEAS, TE MIRA PARA VER QUE ES LO QUE PUEDE ELLA DECIR O HACER PARA QUE NO TE MOLESTE, Y VIVE EN UNA CONTINUA DUDA. SABEMOS QUE LOS NIÑOS NO DEMUESTRAN SU PESAR COMO LOS MAYORES PERO TAMBIEN LOS TIENEN.
Y TIENES UN MARIDO, TAMBIEN MARAVILLOSO, QUE NECESITA DE TU AYUDA. TENEIS QUE ESTAR UNO A LADO DEL OTRO, PROCURAR RECUPERAR VUESTRA ALEGRIA Y SOBRE TODO QUE LA NIÑA VEA (AUNQUE TENGAIS VUESTROS DIAS DE BAJON, QUE ES LO MAS NORMAL)QUE A SU ALREDEDOR LA VIDA SIGUE SIENDO AMOR.
TODOS LOS QUE OS QUEREMOS NECESITAMOS VEROS ALEGRES. eL RECUERDO DE ALEJANDRO VA A PERMANECER POR SIEMPRE EN NUESTROS CORAZONES, NO LO DUDEIS NI POR UN INSTANTE, HAY MUCHOS MOMENTOS EN ESTA VIDA QUE CUALQUIER COSA SE RELACIONA CON EL.
UN BESO DE TODOS.