10 de abril de 2008

Otro de nuestros magníficos días

Gracias que papá, aficionado al video y a la fotografía , cogía las cámaras para tener estos bonitos recuerdos.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Alex, desde luego que tus padres te llevaron a muchos sitios muy bonitos.
Qué suerte tuvisteis tanto ellos como tú de teneros.¡ Cuídalos ¡

pinocha dijo...

El texto de Mariano esposo de Dolors Cabrera:

Yo sólo te puedo hablar, como es lo normal, bajo el punto de vista de mi experiencia y de lo que yo sé. En primer lugar, ha pasado muy poco tiempo desde que tu hijo pasó al Otro Lado, y siendo una situación tan fuerte como es la de un hijo único con 16 años, el duelo normal, el dolor natural que se siente puede durar fácilmente los tres años que ponen de límite los profesionales en la materia, aunque eso es muy teórico dado que cada caso es diferente. Para mí, por lo que yo siento, el dolor va en aumento a medida que pasa el tiempo y es de esperar que llegue hasta un punto x, diferente para cada persona y situación en el que ese dolor ya no puede aumentar y a partir de allí empieza a disminuir y luego hay períodos de altibajos. Por lo que he leído y por lo que me han contado amigos, que eso todavía es más fiable, pues el dolor no desaparece nunca, sino que uno aprende a manejarlo, no duele tanto y uno lo incorpora a su vida. Ese es el caso de un amigo que “perdió” físicamente a su hijo de 12 años y ya han pasado creo que cuatro.

Pero hay algo que influye evidentemente en la manera de vivir ese dolor. Tengo una amiga en Buenos Aires con la que intercambié algunas cartas, que ella pensaba que yo era ateo y en las primeras me decía cosas, consejos que me fueron muy útiles. Se llama Nora Brenzoni y con su permiso reproduzco en la página de Homenaje a mi esposa bajo el título de Cartas de Nora. La dirección de la página es http://superman.cinecin.com/homenajeadolors.htm y están hacia el final, después de dos fotos azuladas de Dolors que ella me mandó. También la página sale tecleando en el Google: dolors cabrera

Después conocí la página web del matrimonio Dray que perdieron a su hija Karine con 21 años de accidente automovilístico y enseguida les escribí y el capítulo 15 de su libro titulado “El vuelo de la mariposa” es el que reproduzco en la sección que se titula “La muerte no existe” y que estoy dando a conocer porque he comprobado que puede servir a muchas personas.
Han sido las palabras de ese capítulo junto con lo que me explicaba Nora de su experiencia personal (el escuchar los tres vuelos de José Luis fue posterior pero no hizo sino corroborar lo que yo pensaba y sentía), lo que me ha ayudado y a mis hijos y a mi hermano Jesús que “perdió” físicamente a su pareja tres meses después que Dolors, también a causa del cáncer y a más personas a quienes he dado a conocer el tema y por supuesto mis experiencia en la vida, pasando de ateo en mi época universitaria a creyente tras una larga enfermedad, pero no a creyente del tipo religioso clásico sino a que mi mente y la de Dolors se abrieron a otras posibilidades y darnos cuenta que las teorías oficiales de la cultura occidental están todas falseadas y torcidas por intereses creados (en general) . Esa experiencia vital de años me ayudó mucho a comprender las palabras de Karine y permitirme que sintiera que aquello sí me cuadraba, si estaba acorde con lo que pensaba y sentía. Sinceramente el dolor que siento no hubiera tenido límites, no sé si lo hubiera soportado si hubiera pensado que había perdido a Dolors para siempre o que como dicen las religiones occidentales la volvería a ver al final de los tiempos, con la “Resurrección de los muertos”. Pero no fue así y desde el mismo momento en que dio su último suspiro estando con mis hijos en la habitación de la clínica, me despedí de ella diciéndole que no se preocupara, que los tres estábamos bien y que se fuera tranquila y se le decía mirando hacia el techo, sonriendo y diciéndole adiós con la mano, porque estaba seguro que ella, en ese momento, recién desencarnada , estaba flotando por el techo de la habitación y nos estaba viendo y oyendo.

Así que, afortunadamente desde el principio la traté y empecé a seguir mi vida sin ella físicamente, pero con ella continuamente a mi lado, en mi corazón, en mi mente, hablándole con el pensamiento, y hacía una cosa que después dejé de hacerla en el acto. Y es que tengo su voz grabada en diferentes días en 24 mensajes telefónicos que quedaron grabados en el contestador y me los pasé al móvil y era mi compañía. Los escuchaba cada noche antes de ir a dormir o cuando iba solo por la calle hasta que mi amiga Nora me aconsejó que no lo hiciera porque los primeros meses después de que han dejado el cuerpo físico han de pasar por una serie de procesos como son el repaso de lo que han vivido para hacerse conscientes de sus errores, siempre acompañados por Almas avanzadas que son guías que ayudan sin juzgarte, sino que te apoyan para que comprendas tus errores y así curarte de tus defectos psicológicos que todos tenemos (Claro que cuando se trata de niños muy pequeños, el proceso es diferente, puede incluso no ser necesario). Nora me decía que el hecho de que ella escuchara cada día su voz física la podía retener y yo por si acaso dejé automáticamente de hacer lo que más me gustaba por unos meses para no interferir.

También el sufrimiento excesivo puede dejar a las almas recién pasadas al Otro Lado, detenidas en su proceso de ascensión hacia la Luz e igualmente, otro proceso es que según estuviera de enfermo el cuerpo físico eso afecta al cuerpo energético y entonces las almas pasan por un proceso de sueño durante el que se les cura y se les deja el cuerpo energético sin ninguna enfermedad. Nora me explicaba que los primeros meses del primer año, las Almas pasan por esa serie de procesos y Karine también lo explica a sus padres y Nora no conocía el libro de los padres de Karine, pero lo que me explicaba de su experiencia con su padre, su hermano y una prima suya, coincidía. Todo esto, lógicamente es diferente en cada caso.

Lo que es muy cierto y tiene mucha lógica es lo que le explica Karine a sus padres y es que si una persona cree que su ser querido a muerto y lo da por perdido, eso imposibilita una posible relación de comunicación posterior. El olvido es una segunda muerte para alguien que está en el Otro Lado, pendiente de nosotros y ver que no lo recordamos (hay muchos casos de personas que cuando se les muere un ser querido hacen borrón y cuenta nueva, venden el piso, se deshacen de todo lo que pueda recordar al difunto y se trata de cambiar totalmente, a veces se cambia de ciudad, etc., ) Todo eso que a veces los psicólogos recomiendan, puede ser muy negativo para nuestros seres queridos que necesitan, que siguen necesitando nuestro amor para seguir avanzando en la nueva vida que es la Verdadera Vida.

Por eso si una persona que ha pasado al Otro Lado, no sabe nada de estas cosas, hay Almas que se encargan específicamente de darles todas las explicaciones necesarias y, excepto casos, que los hay, de personas muy orgullosas, que no creen en nada, que llevan el odio en su interior pues no se creen que han muerto y no se dejan convencer porque no escuchan, pues pasan en la parte intermedia de la quinta dimensión o dimensión astral un tiempo, aunque tarde o temprano aceptan y pasan a la Luz que es la parte superior de esa dimensión.

Otra cuestión que explica Karine y que posteriormente he leído en algún libro y coincide, pero te repito que yo me baso exclusivamente en las palabras de Karine, sólo que los conocimientos posteriores que he tenido, incluido los vuelos de José Luis, pues coinciden en muchas cosas, es que si estamos muy atentos a nuestro sufrimiento, cosa muy normal en estos casos, pero si nadie nos lo dice pues al no saberlo podemos cometer un error, repito si estamos acaparados, centrados, invadidos por el terrible sufrimiento que implica el “perder” físicamente a una persona y más a un hijo, eso hace que los seres trascendidos no pueda comunicarse con nosotros.

Entonces en el caso de la comunicación con nuestros seres queridos hay que considerar tres cuestiones. La primera es creerlos vivos, imaginarlos vivos. La imaginación positiva es una potencia del Alma capaz de crear. La segunda es estar atentos a sus posibles manifestaciones y si estamos inmersos en un sufrimiento terrible y ese sufrimiento llena nuestra vida, pues eso rompe los canales de comunicación. La tercera es que lo merezcamos, tanto de parte de ellos como de nuestra parte.

Esta tercera parte merece una explicación adicional que una persona atea, por ejemplo, no podrá aceptar. Y es que el Universo esta ordenado por Leyes que no se rigen por sí mismas ni han aparecido de la nada. Hay un Principio Creador, hay una Potencia Superior, hay una Energía Infinita que se condensa en la palabra Amor con mayúsculas y que en muchas religiones se la denomina Dios, no importa cómo se la llame, lo que importa es que sin ese Principio Inteligente que hace del Universo un cosmos, es decir, algo ordenado frente al Caos que es el desorden, pues lo que habría es la casualidad, los accidentes, la anarquía y el Universo iría hacia el Caos rápidamente. Sin embargo lo que predomina en el Universo es el Orden y ese orden implica que se cumplan unas leyes, algunas de las cuales afectan a nuestro mundo tridimensional y la ciencia conoce algunas de ellas y se estudian en física, pero esas no son las única, hay más leyes porque el Universo es multidimensional y todo tiene que ver con la energía, la energía es lo único que nunca se crea ni se destruye, simplemente se puede transformar y por eso dependiendo del grado de vibración de la energía, ésta adopta una u otra forma. La energía con vibración más densa es la materia, la energía con tasas de vibración más elevadas es el espíritu, pero ambos, materia y espíritu es lo mismo, es energía.

Entonces, volviendo al tercer punto, cuando hablaba del merecimiento, hemos de tener siempre en cuenta en nuestra relación, con el Más Allá, con el Otro Lado, con la Otra dimensión, con la Quinta dimensión, con la dimensión Astral, etc. pues hay muchos nombres para lo mismo, que allí también se han de cumplir unas leyes algunas de las cuales son elevadas y dependen únicamente del Creador, de la Potencia Superior que rige el Universo y se puede hablar de la Ley Divina, que no puede ser comprendida por la mente humana y que en muchísimas ocasiones, el orgullo humano, fruto de su ignorancia de lo Real, hace que desatendamos o no creamos en estas cuestiones. Sin embargo es básico para comprender que las cosas no suceden porque sí, que las casualidades no existen en cuestiones serias, que todo tiene un porqué, que las personas estamos sometidos a leyes inferiores, físicas, tridimensionales, pero también a Leyes Superiores y aquí entra la explicación de que no existe la injusticia Divina pero sí la humana y que los fenómenos relacionados con la muerte física de seres queridos pueden ser mal interpretados porque no comprendemos porqué pasan y nos parece injusto y también que las personas son todas diferentes y así como hay personas que merecen tener cierta sensibilidad desarrollada, otras no, no han alcanzado aún ese nivel de Conciencia. Y aquí planteo posibles respuestas a una de tus inquietudes cuando dices que han pasado cinco meses y no has tenido manifestaciones de tu hijo.

Puede ser porque esté en un proceso de curación, puede ser que no consiga comunicarse porque aún no haya aprendido cómo hacerlo, puede ser porque cuando lo hace tú estás tan inmersa en su sufrimiento que no te percatas de las señales que te manda, puede ser porque en su destino particular, en su Karma particular, aún no se le permita la comunicación, puede ser porque en el tuyo, no se te permita a ti. Los porque siempre se nos van a escapar desde este lado. Desde el otro sí pueden saber los porqués y los pueden entender o como mínimo comprender y preguntar a sus Guias o Tutores que todos tenemos uno que es un Alma más desarrollada que tiene más conocimiento.

En este apartado también podríamos ampliar el tema de que cuando se pasa al Otro Lado, no te conviertes en un Angel. A veces llamamos a nuestros seres queridos ángeles, pero o lo hacemos por ignorancia, si es que creemos que se han convertido en ángeles o lo hacemos por uso literario, comparativo, porque desde luego cuando un ser querido abandona el cuerpo físico y pasa a la Quinta Dimensión, está más cerca de ser un Angel que un humano, pero no es un Angel. Un Angel es un Alma que ha desarrollado su Conciencia, su Esencia mucho más que un desencarnado normal y corriente en base a trabajos que serían motivo de todo un tratado y que no corresponde explicar desde estas líneas. Simplemente por aumentar un poco la comprensión de la Realidad del Universo, no como la explican en la ciencia oficial o la religión oficial (occidentales), sino en esa otra ciencia que también existe, pero que no es aceptada normalmente más que por unos pocos (pocos pero que son miles y miles), en esa otra ciencia, el Universo es multidimensional y dejando al lado la cuarta dimensión que es el tiempo, la quinta es la dimensión Astral (con sus zonas inferior, media y superior), pero luego está la sexta dimensión o Mental y la séptima o Causal.

Nosotros cuando fallecemos, es decir cuando dejamos atrás el cuerpo físico, seguimos con el cuerpo energético que a veces se le denomina astral, pero que no es propiamente un cuerpo Astral totalmente formado, sino un cuerpo susceptible de formarse y de perfeccionarse más. En ese sentido las religiones hablan de jerarquías, hablan de Angeles, Arcángeles, Querubines, Serafines, Tronos, Potestades, que no son sino seres cada vez más desarrollados con conocimientos cada vez más altos y capaces de habitar en las diferentes dimensiones hasta llegar a Dios, a la Potencia Creadora, al Amor Universal, al Principio único.

Ahí queda explicado dentro de las palabras de Karine a sus padres, cuando les dice que lo que les cuenta es lo que ella sabe, pero que hay muchos niveles de conocimiento y le dice a su madre que si no ha visto a Dios en la Tierra, tampoco lo verá allí donde ella está, en la Quinta Dimensión, porque el concepto de lo Divino no se puede entender con la mentalidad humana y lo que si puede ver es a Jesús (encarnación de Dios en una época determinada), a María (su madre), a Buda (encarnación de Dios en otra época y otra cultura), a Krisna (idem), a Mahoma (profeta o ser muy avanzado como Moisés, etc., etc., que son seres mucho más desarrollados pero que pueden aparecer en todas las dimensiones). Dios si quiere también lo puede hacer, pero normalmente no lo necesita, porque el ya ha puesto una manifestación de sí mismo en el corazón de cada ser creado que es la chispa del Amor.

Entonces, bajando a nuestro nivel, Karine explica que lo que predomina donde ella vive es el amor, la oración, el perdón, la enseñanza, el aprender cuestiones cósmicas que ahora no podemos entender dada la materialidad de nuestra mente pero que allí es el lugar apropiado donde se puede aprender . En la quinta dimensión no se experimenta el factor tiempo como aquí, allí viven el Eterno Ahora, y para tu hijo, como para mi esposa, como para cualquiera que haya trascendido la dimensión física, en cuestión de horas volverá a estar contigo, pero para ti puedes tener la implicación del tiempo y que eso represente varios años.

No hay ninguna injusticia, como decía antes. Lo comprenderás en cuanto llegues a reunirte con él. En tu proceso particular hallarás las respuestas y te será todo explicado y como el nivel de comprensión, en ausencia del obstáculo que implica el cuerpo físico ya no lo tienes, podrás entender cosas que ahora no entiendes.

Siguiendo con respuestas más concretas a tu pregunta. El amor es desear el bien del otro, aunque eso signifique algo que a nosotros nos duela. Que no hace una madre o un padre por amor a su hijo o hija si de verdad lo quiere. Que no hace un esposo o una esposa por su otra mitad si de verdad la quiere. Y aquí podemos entrar de nuevo en terreno práctico. Es normal cuando se nos muere un ser querido, llorar y retorcerse de dolor y de impotencia y según los casos de rabia, de rebeldía, de no aceptación, deprimirse y que nos vengan todos los males del mundo. Pero si somos un poco humildes y tenemos un poco de comprensión, eso lo está produciendo nuestra propia psicología material, humana, nos dejamos arrastrar por lo que es más sencillo, entre otras cosas por culpa de los intereses creados por la sociedad occidental, que no nos explican las cosas más que como a los gobiernos o a la iglesia les interesa. Te aseguro, y hablo por experiencia propia, que es más fácil llorar y desesperarse que, por amor a nuestro ser querido, enfrentarnos a nuestro sufrimiento y, guardando un equilibrio, porque es normal y necesario llorar en los primeros meses de duelo a fin de no enfermar, hacer el sacrificio de intentar ser feliz en lo que nos resta de vida, porque eso es lo que realmente va a ayudar a nuestro ser trascendido, el vernos felices. Es más fácil dejarse arrastrar por el sufrimiento y apiadarnos de nosotros mismos (muchas veces de manera inconsciente), que hacer el sacrificio consciente de sobreponernos por amor a ellos.

El sacrifico real sólo se puede hacer si hay amor verdadero en nuestros corazones. Porque el Amor que es la fuerza motriz del Universo, lo que todo lo puede, es sacrifico, es algo Sagrado y la misma palabra nos lo está indicando. Fíjate, sacrifico viene de Sacro Oficio, es decir, Oficio Sagrado, y el Oficio Sagrado en su niveles más altos es el Oficio de Dios, es el Amor, pero eso tiene muchos niveles porque como te decía antes, esa Potencia Superior del Universo ha depositado una chispa de su amor en todos nuestros corazones para que lo podamos desarrollar y al desarrollarlo nos acercamos más a Él y entonces, vuelvo a repetir, cuesta más abandonarse al sufrimiento, a la autocompasión, a revivir las desgracias, (el camino fácil y normal en un ser humano, no lo critico) que el sacrificio de intentar ser feliz por hacer feliz al ser amado, al ser que se nos ha adelantado en el camino porque se lo “merecía”, porque ese era el designio y la necesidad Universal Superior para mantener el Universo en equilibrio, porque ya había aprendido lo que había venido a aprender y porque Dios, la Potencia Superior, a veces (la mayoría de las veces) no le queda más remedio (aunque ahora no lo entendamos, después sí lo entenderemos) que usar el dolor para que nos acerquemos al comportamiento necesario para nuestro propio bien, para que aprendamos algo que de otra manera no podemos aprender (y repito, el ser humano ante esta circunstancia y debido al defecto del orgullo que es el peor de todos los defectos, se rebela, no entiende y se rebela y no acepta) pero por eso existe esa máxima de la Sabiduría Superior que dice que “el dolor es una medicina que se nos aplica para nuestro propio bien”.

Terminando y concretando más la respuesta a tus preguntas y usando para ello mi propia experiencia, mi ejemplo particular y cada vez que mencione a Dolors, tú lo puedes sustituir por tu ser querido:
1. Creo que Dolors está viva y por ello le hablo mentalmente y la tengo en cuenta en todo momento.
2. Intento no desesperarme en el sufrimiento, por amor a ella, para que no sufra y pueda seguir adelante en su nuevo camino y cuando se me escapan las lágrimas, que a pesar de que hace poco más de un año, me sigue ocurriendo en un momento u otro del día, me dejo llorar un poquito, porque el proceso de duelo es real y no se puede saltar, hay que desahogarse mínimamente, pero siempre le pido disculpas por esos momentos de debilidad mía.
3. A veces le pido que aprenda a comunicarse conmigo, pero siempre le digo que “si la Ley Divina lo permite” e incluso le pido que me tenga paciencia porque sé que ella puede estar enviando alguna señal y yo no percatarme.

Excepto las personas que, en mi opinión, por la causa que sea, “se lo merecen”, y pueden tener un contacto muy directo con sus seres queridos trascendidos, como es el caso de los padres de Karine Dray o el de José Luis y muchos más que hay, la mayoría de mortales nos hemos de contentar, al menos en un principio, con recibir esa gracia y para ello hay que estar atentos. El estar atentos implica también que se cumplen los dos primeros puntos, que los crees vivos y que no estás hundido en el sufrimiento. Las señales que no son directas pueden ser muy sutiles y a veces necesitadas de interpretación, como es en el caso de los sueños. La mayoría de los sueños son producto de nuestro inconsciente, pero hay sueños especiales que son vivencias de la quinta dimensión ya que ese es nuestro punto de contacto con la quinta dimensión. Cada noche cuando dormimos nuestro aspecto energético, nuestra psicología, se desarrolla en esa dimensión solo que no lo controlamos, es inconsciente, pero puede ser un punto en el que nuestros seres transcendidos pueden poner señales. Otra cosa es que, primero: recordemos los sueños y segundo, nos demos cuenta de que son especiales. Normalmente si los recordamos, tienen una vivencia especial, son como más reales que los sueños ordinarios, son más emocionales. Pero además hay otras muchas manifestaciones que van desde aparentes coincidencias o casualidades de cosas que nos pasan en la vida, ideas que se nos ocurren para nuestro propio bien, olores, sensaciones, y hasta pueden haber sonidos y movimiento de objetos (las menos de las veces). Y hay que tener paciencia y no exigir porque las cosas se nos dan por merecimiento y no podemos entender cuando merecemos o cuando no. Por eso cuando le pido a Dolors que me mande alguna señal, siempre lo hago diciéndole que sin saltarse las reglas, que si la Ley se lo permite a ella y si me lo permite a mí recibirla y hay que tener mucha paciencia y estar atento, abierto, pero no obsesionado con el tema.

Bueno, como me he alargado un poco en la respuesta a tus preguntas y hay cosas que pueden ser de interés general para otras personas, aparte de responderte a ti, voy a colocar esta respuesta de manera general para todo el foro.
Un abrazo, ánimo, ten Fe, Amor y Fuerza e intenta por amor a tu hijo sobreponerte, pero dado el poco tiempo que ha pasado, no reprimas la necesidad de llorar, pero no te abandones continuamente a tu sufrimiento, busca momentos positivos, intenta entretenerte, hacer cosas que te gusten y te distraigan, habla mentalmente con tu hijo y dile que sea feliz, que siga estudiando lo que a él más le guste porque allí podrá estudiar y aprender cosas que desde aquí es imposible, dile que aprenda a mandarte señales y muéstrale siempre que puedas momentos de felicidad tuyos, intenta mejorar tu ánimo por él y para él, al principio cuesta y habrá días en que te será más fácil y otros en que no, porque piensa que al estar sometidos a nuestro cuerpo físico, en él influyen muchas cosas, como son las enfermedades, pero no sólo eso, sino que puedes estar sin ninguna enfermedad pero el clima nos influye, las influencias de la luna, del sol y de los planetas nos influyen sin que nos demos cuenta y hay días que son más propicios que otros, hay días que estamos más animados y otros que estamos desanimados y a lo mejor es simplemente por una influencia climatológica.

Un abrazo

Elena este escristo me lo mando una amiga espero que te ayude

Anónimo dijo...

Cariño, que bien te lo pasaste en esa excursión tan maravillosa que se ve por las fotos. Mamá es genial buscando lo más adecuado en cada momento. No sé cuando pondrá las fotos de la boda de Marta... ¿verdad que estaba muy guapa? (se nota que soy su madre). Un montón de besos querido Alex. Tia Ange.

Anónimo dijo...

Ya te he contado por correo (míralo), que me hacen falta ver más fotos pues tenía sólo las 3 de Paco y pocas mías.
Un besico.

Anónimo dijo...

HOLA ALEX QUE VIDEO TAN BONITO NOS HA PUESTO TU MAMI PERO LO PRINCIPAL ES LA CARA DE PAZ Y SERENIDAD QUE TENEIS SEGUIR ASI UN BESO

Anónimo dijo...

¡HOLA CARIÑO¡
¿DESDE QUÉ ROCA NOS DICES ADIOS?
SIEMPRE TU HERMANA DETRÁS DE TÍ COMO UN PERRILLO.ELLA CALLA Y NO SABEMOS QUE SIENTE.
DICE LA TÍA ANGE QUE TIENE EL SÍNDROME DE NIDO VACIO ¿QUIZÁS COMPRENDERÁ OTRAS SITUACIONES?
COMO DICE MAMÁ,GRACIAS A LAS HORAS QUE TU PADRE DEDICA ,ESTAMOS CONTIGO A TODAS HORAS.
UN RECUERDO PARA TODOS LOS NIÑOS DEL AZUL.
TE QUIERO....ABU

Anónimo dijo...

Querida Abu, ¡como decir que una cosa es incomparable con la otra! pero hablando con Alex a través de esta página siento un poco de desahogo. Descansa en el balnerario.Te quiero. Tu hermana Ange.