29 de diciembre de 2008

A la familia, a los amigos, a los que nos quieren

Querida familia, queridos amigos,Vuelve a ser Navidad. Para mí son fechas críticas y aunque con toda vuestra buena voluntad estáis haciendo más de lo que habíais hecho antes para que pueda celebrarlas y estar bien, el vacío se hace tan grande que para no pasarlo aún peor tengo que apartarme. Parece que no agradezca, parece que rechace vuestras buenas intenciones, no es así pero tenéis que comprender que no puedo hacerlo de otra manera. En estos momentos lo que queréis para mí, que esté bien, que no lo pase mal, que no eche tanto de menos, que pueda celebrar aunque sólo sea un poco es imposible.Pero aunque no lo parezca porque no puedo demostrarlo y no se vislumbre por el tanto dolor que me rodea, agradezco vuestros buenos sentimientos, sólo pido que vosotros respetéis mis necesidades. Sé que queréis verme bien, pero estoy mejor sin toda la movida navideña ya que esa sólo destaca más aún mi carencia.Toda fecha especial lo es porque tenemos a nuestro lado las personas que están siendo que sea especial, si no lo están entonces pierde todo sentido.Por favor ahorrarme el dolor de no poder estar a la altura de vuestras expectativas y darme el gran regalo de vuestra comprensión. Yo os lo agradezco de antemano. Sé que me queréis, sé que queréis lo mejor para mí, pero también sé que ahora lo mejor está aún más allá de mi alcance. Os quiero…




Además poder dar las gracias a toda la gente que este fin de semana ha estado con nosotros o nosotros con ellos "acompañándo, comprendiendo y compartiendo". El beneficio es mutuo. La comprensión es total. Y allí no se desentona ni se está de más. Es un espacio donde sólo recibes "calor y esos abrazos tan necesarios, supongo que ya para toda la vida". A todo Can 'Eva, gracias.







Y por último cómo no felicitar con retraso a esas amigas que han estado a mi lado en estos meses, el 23 a Mariola, y el 24 a una gran Amiga: un beso Belén. (no pensarías que me olvidé de buscar esta foto que para mí dice tanto, eh? Alex, tu y yo, qué chula¡, riéndo.. qué bonito viaje, qué difente ahora)



19 de diciembre de 2008

Nuestros CHICOS


video
Este vídeo, está dedicado a nuestros chicos y a vosotros todos los padres que estáis conmigo pasando estos duros días. Podría decir que hacerlo "Navideño" no me apetecía nada, ya que seguramente todos odiamos ya estos días en los que "el resto del mundo", rie, se felicita, se abraza, se lanzan frases diciendo Feliz Año y Próspero Año Nuevo, cuando a nosotros esas palabras de "Feliz" y "próspero" nos supone un nuevo puñal en el centro del corazón. En fín, deseando que si nuestros "chicos" estan juntos, nos lancen mensajes de serenidad y amor, y que esa Pandilla lo pase mejor que nosotros aquí en la Tierra.
Un beso a todos.

12 de diciembre de 2008

Avance de Navidad




Por estas fechas y casi siempre para el puente de la Inmaculada, ya dejamos puesto el Árbol de Navidad y el Belén, que Alex y Elena ponían a su gusto, y adornamos con luces pues les encanta llegar a casa y ver el Árbol encendido.
Por supuesto que Elena ha adornado ella este año también la casa y está jugueteando con el pequeño Belén que hemos preparado. Riega el musgo, coloca bien la hoguera de los pastores... sólo me falta escuchar la pelea y sus voces por "cómo se ponen los Reyes Magos, o la estrella". Cada día miro el Belén y escucho en silencio esas voces compartiendo la Navidad con mis 2 hijos.
Te echamos de menos Alex.

10 de diciembre de 2008


Carta de una amiga, hablando del sufrimiento para unos padres:


"Es un gran mal no poder sufrir mal alguno; es menester sufrir para sufrir menos ."
— Anacarsis.

En la vida no se viene ni a sufrir ni a disfrutar en forma exclusiva o excluyente. Se viene a vivir. Y la vida tiene de todo. Quien pretenda pasar por la vida sin sufrir, está tan equivocado, que al primer mopvimiento de dolor, puede que se descalabre emocionalmente.


Ahora bien, no venimos a sufrir solamente. Tampoco es así.

Lo importante de cada circunstancia, es la enseñanza y el aprendizaje.
Unas circunstancias mas trascendentales que otras, nos dejan la posibilidad de cambiar.

El sufrimiento no es un privilegio de nadie ni a nadie le gusta sufrir. Pero al haber sufrido, lo que le viene después en la vida a una persona que ha pasado por un hecho traumático, se vive de manera distinta. Da una perspectiva diferente. A eso llama el autor de la frase, a mi juicio, sufrir menos. Tal vez no se sufra menos, se tiene una perspectiva de la vida y el sufrimiento, nuevo y mas sabio.

La sabiduría está en vivir y continuar viviendo de la mejor manera, ante el sufrimiento.

Ojalá podamos cumplir los principios religiosos de amor al otro sin esperar nada a cambio, que hacen que la vida tenga sentido, al menos la vida emocional.
Vivir egoístamente no significa vivir mejor, por el contrario, a mi juicio, es vivir limitados.

Pero esa es una ilusión.

Y en cuanto al sufrimiento he comprendido a fuerza de encontrarmelo en cada persona con la que hablo:
No es que nuestro dolor y la experiencia traumática de perder un hijo no importe a quienes son nuestros amigos y familiares, o a quienes nos conocen de alguna manera. Es que la muerte es algo muy difícil de digerir si no vives la experiencia de cerca.

Y para quien vive esto, no es que lo digiera fácil, es que no queda remedio, y aún así existen personas que pasan años tratando de entender y aceptar, y hay quien nunca lo entiende ni acepta.

La gente no desea herirte mas, es que no sabe qué hacer, ni como reaccionar.

Y hay algo que también he aprendido a fuerza de verlo y sentirlo en carne propia: el dolor asusta.

La gente no tiene forma de hacerte llegar su sentimiento de solidaridad, porque en general, no saben cómo, ni encuentran dentro de sí, herramientas para comunicarse contigo. Y eso no significa que sean ni malas personas ni brutas. Sólo que lo afectivo, tiene un aprendizaje. Como todo en la vida. Eso que llaman inteligencia emocional es eso, saber lidiar y usar los sentimientos en forma que ni dañe ni te dañe. Coherencia. Y eso se aprende también.

Muchas veces decimos cosas que dañan sin apenas darnos cuenta. Es una cosa de todos los días.

Cuando una mujer ha perdido a un hijo, se le activan, en razón de lo fuerte de su experiencia de ausencia, dolor, vacío, una especie de empatía, de entendimiento a los que sufren.

Por eso los grupos de apoyo son importantes, porque la interacción aumenta los decibeles de la comprensión y el acompañamiento.

No esperes que los demás entiendan lo que tu sufres. Simplemente entiéndelos tu a ellos, que no saben como enfrentar una situación así. Y perdona, y acepta.

Eso ni significa que que vayas por ahí como la Madre Teresa de Calcuta. Pero sí, que la comprensión sea tu guía, así sentirás mas paz espiritual.

1 de diciembre de 2008

18 meses sin ti

Me han enviado este poema.
Gracias.

Mi queridísima Mamita

Cuando te preguntes el significado de la vida y el amor,
Comprende que yo estoy contigo,
Cierra los ojos y siente que te estoy besando
En la suave brisa que toca tu mejilla.-
Cuando comiences a dudar de que alguna vez vuelvas a verme
Aquieta tu mente y escúchame:
Yo estoy en el murmullo de los cielos
Hablando de tu amor.
Cuando pierdas tu identidad,
Cuando te cuestiones quien eres y a donde te diriges,
Abre tu corazón y mírame:
Yo soy el destello de las estrellas sonriendo hacia ti,
iluminando el sendero para tu viaje.
Cuando te despiertes cada mañana sin recordar tus sueños,
Pero sintiéndote contenta y serena
Comprende que yo estaba contigo
Poblando tu noche con pensamientos sobre mi.
Cuando persistes en la pena que queda
Y todo parece tan desconocido,
Piensa en mi y comprende
Que yo estoy contigo
Tocándote a través de las lágrimas compartidas
De un amigo bondadoso, calmando el dolor.
Así como la salida del sol ilumina el cielo desierto
En la asombrosa gloria, despierta tu espíritu,
Piensa en nuestro tiempo, demasiado breve,
Pero siempre brillante.
Cuando estés segura de nosotros juntos,
Cuando estés segura de tu destino
Comprende que Dios creó este momento a tiempo,
Justo para nosotros
Mi queridísima mamá, yo siempre estoy contigo.