26 de septiembre de 2008

Estas fotos que rescato de nuestro album me hacen recordar estos días que están comenzando las clases y tu no estás. La alegría de cuando empezaste en Infantil, lo bien que te adaptaste desde un principio, y la foto de Sexto de Primaria, tu despedida del cole. Ahí estabáis todos ya con casi 12 años, con alegría también por pasar al Instituto. Todos mi recuerdos quedan congelados cuando veo estas fotos y a tus amiguicos por ahí, y sólo faltas tú. A qué nos ayudará el tiempo, si la alegría de empezar cada curso contigo ya no estará. Un beso, hijico mío.



23 de septiembre de 2008

Minutos, y parecen nada


Sólo un minuto para entender que la eternidad está hecha de minutos...
De todos los minutos bien vividos...
Un minuto... ¡Cuántas veces los dejamos pasar sin darnos cuenta!... pero también cuántas veces traemos a nuestras vidas los recuerdos de los minutos vividos llenos de felicidad, de alegría y también de tristezas...
Decimos 'un minuto' y nos parece nada...
Pero... ¡cómo se aprecia ese minuto al levantar la mano y saludar a un amigo que se va para siempre, cómo se valora ese minuto que hace que lleguemos tarde a nuestros trabajos, como se espera ese minuto que nos lleva a reunirnos con los que amamos, cómo nos llena de emoción ese minuto en que nos entregan a nuestro hijo al nacer, y cómo también deseamos que la vida le otorgue más minutos a quien la muerte separará físicamente de nosotros y no veremos más!
Un minuto... parece increíble... parece tan poquito y sin embargo puede dejar una huella tan profunda en nuestra vida.
Lo importante es no vivir la vida porque sí, dejando pasar el tiempo.
Alguien alguna vez dijo: 'Vive cada minuto como si fuera el último'...
Si todos recordáramos esa frase a diario aprenderíamos a vivir la vida intensamente.
Aprenderíamos a no posponer las emociones más lindas de la vida pensando que 'si no es hoy será mañana'...
Tu tiempo es ahora... el futuro es incierto... Vive cada minuto intensamente.
La vida es Hoy... Que el reloj de tu vida marque cada minuto al compás de los latidos de tu corazón.

10 de septiembre de 2008

Hoy debías empezar un nuevo curso


"pero a pesar de mi esperanza de no caer en el rencor, no puedo contener la rabia de ver a la gente reír, de que los pájaros sigan cantando, que la vida continúe indiferente a la pérdida de mi hijo": Un hijo no puede morir (Susana Roccatagliata)

Pues eso, Alex, hoy empezarías un nuevo curso, 4º de la E.S.O., a punto de cumplir 15 años, y no lo voy a ver. Tengo que integrar ese pensamiento de rabia que me da que no estés en nuestro día a día y ver como espectadora como todo y todos siguen, después de 15 meses "como dice la cita: indiferente la vida a tu pérdida".
Para mi, sigues cada minuto, como desde el día que naciste. Un beso, hijico mío.

2 de septiembre de 2008

15 meses

video

Repasando las fotos en el ordenador, me he encontrado estos pequeños trozos grabados, casi sin interés en aquellos momentos mientras estábamos probando una pequeña cámara de regalo y hoy esto se convierte en un gran tesoro. Verte vivo.
Y ya son 15 meses, y aún hay días que no me lo creo. Un beso, hijico mío.